REGIÓN PUNA

ESTACIÓN CIENTÍFICA PARA PROTEGER FAUNA SILVESTRE EN RINCONADA

Es proyecto de Protección de la Biodiversidad. Habrá intenso control y estudios en vicuñas y demás animales puneños.

Grácil, suelta y muy curiosa es la vicuña que se deja ver en el paisaje de la Laguna de Vilama, un lugar muy bien elegido por este camélido silvestre para existir.

Con una contextura mediana y silueta ágil, porta entre su pelaje, lanas vaporosas de un matizado beige amarronado que juega con lo claro, detectable a simple vista por su movimiento etéreo en el salto; que junto al viento, puede ser divisado en el marco de una puna imponente.

La vicuña es una de las especies más representativas que comulga con la naturaleza autóctona del lugar y que -junto a otros animales- corresponde a una fauna de esencia andina, muy importante para la provincia; pero que, en el último tiempo, ha sufrido de matanza indiscriminada por cazadores furtivos.

Para cambiar esta situación y proteger la vida animal que es patrimonio, se encuentra en obra una estación científica que tendrá por objetivo primordial el trabajo periódico, el cuidado y la protección especial hacia la fauna que rodea la Laguna de Vilama, en Rinconada.

LA VICUÑA / UNA DE LAS ESPECIES QUE COMULGA CON LA NATURALEZA AUTÓCTONA
«Nos movilizó la situación de la vicuña a través de la caza indiscriminada en cercanías a la Laguna de Vilama. Fue a través de una denuncia por facebook que se supo de la caza de cinco ejemplares y que cazadores les sacaron las pieles para venderlas en Bolivia», contó sobre el desafortunado hecho, Eduardo Zenón, director de Protección de la Biodiversidad y área protegida de Jujuy muy preocupado por esta situación.

Luego de la denuncia correspondiente, de inmediato partió una comitiva policial con guardaparques del sector a realizar un recorrido en el sitio mencionado.

«Se constató que cinco vicuñas, cuatro de las que no fueron reconocidas si eran hembras o machos, fueron cazadas y terminaron siendo devoradas por aves carroñeras. Los cuerpos estaban ubicados a 100 metros del límite de Bolivia, que está cerca de la frontera», relató Zenón.

Puede interesarle también
SUSPENDIERON EL INICIO DE LA SEGUNDA FASE DEL PLAN DE APOYO ESCOLAR EN JUJUY

El biólogo José Segovia y el guardaparque «Tito» Llampa, fueron los encargados de llevar adelante el accionar a través de la estación que tendrá -en breve- un laboratorio más completo con base de datos.

«Estamos trabajando en todo el territorio que rodea la laguna porque va a ser el centro de control, para evitar estas situaciones. Ahí se van a quedar guardaparques y gendarmes para recorrer y cuidar día a día en el sector», destacó Zenón.

Así funcionará este espacio -que se inaugurará a mediados de año-, donde se realizarán estudios tanto de flora como de fauna puneña, de manera que será un lugar habitado constantemente por científicos e integrantes de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, biólogos de otros lugares también podrán presentar sus proyectos y permisos para investigaciones en poblaciones de vicuñas, llamas, flamencos y chinchillas andinas.

«Tener una estación científica en una zona tan alejada es muy especial para el cuidado y la conservación de la fauna. Creemos que vamos a tener muchos profesionales trabajando por el bien de los animales de la zona. De ahí sí van a salir estudios importantes como por ejemplo, con los flamencos que migran de un lugar a otro. Se hará una línea base con estudios de vegetación y también sobre la conservación con la presencia de técnicos y la fuerza de seguridad», explicó.

Más especies de la Puna

Las expectativas están puestas en el equipo y en el nuevo espacio que habrá en Vilama, lugar donde se pueden encontrar además de vicuñas, chinchillas y gatos andinos.

«El gato andino está en la cordillera y la chinchilla también es cazada, por eso, son poblaciones que hay que estudiar. Una vez que tengamos la línea base, vamos a ver si se puede ampliar la reserva un poquito más al norte o hacer una más grande, pero ya con presencias de técnicos, especialistas y científicos del lugar. Tenemos mucha confianza en que será un ambiente muy lindo para investigar y proteger a los animales», detalló el funcionario, recordando que se trata de todo un logro tener este gran proyecto en Jujuy.

Puede interesarle también
TERMINACIÓN DE CAUCHARI I

Una valiosa fibra, de Jujuy al mundo

Es importante destacar que la tenencia de fibra de vicuña está regulada en nuestra provincia. “Ninguna persona puede tener fibra, ni prenda de vicuña sin autorización del Ministerio, si hay algún negocio que tenga prendas, se realiza el secuestro en gendarmería”, destacó el director Eduardo Zenón. Cada fibra de vicuña, tiene su certificado de origen habilitado por Medio Ambiente y parte de ellas, son vendidas al exterior, generalmente exportan a Europa.

En años anteriores, se fomentó la confección de prendas con lana de vicuñas a través de artesanos jujeños que realizaron la actividad con los certificados de origen y autorizaciones correspondientes. “Lograron vender sus prendas en Buenos Aires, lo exponen para su comercialización porque vender la fibra en bruto no es lo mismo que venderla ya elaborada, por eso la tendencia es que comiencen a trabajar con la artesanía y que ganen el valor agregado los pobladores que están al cuidado de las vicuñas, además de ayudar en todo lo que respecta a la preservación y al cuidado de la vicuña”, reflexionó Zenón, aclarando además que las esquilas se realizan sin dañar al animal.

“Está todo controlado y desde la esquila, se hace una selección por edad. El Inta de Abra Pampa capacita a los esquiladores de cada comunidad y ellos están avalados también por el parque nacional, la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Puna y el Ministerio de Producción”, aseguró el director.

Puede interesarle también
SUSQUES REFUERZA LAS MEDIDAS POR EL AUMENTO DE CASOS

Ancestral técnica de esquila

Una antigua costumbre de los pueblos precolombinos es la esquila de vicuñas, una práctica respetuosa para obtener -y protegerun recurso muy preciado y necesario- para la cultura andina. La vicuña se esquila de manera sustentable en septiembre y cada dos años. Se trata de una técnica de los pueblos originarios denominada chaku que consiste en el encierro, esquila y posterior liberación de vicuñas silvestres.

ESQUILA CON CUIDADOS / INTA DE ABRA PAMPA CAPACITA A LOS ESQUILADORES.
La práctica comienza cuando los animales se reúnen a beber agua y a pastar. Los pobladores aguardan el momento justo en el que la concentración de animales lo más numerosa posible para arriarlas. Luego se practica la esquila para obtener la fibra tan preciada en una tarea que es supervisada por biólogos para evitar el stress del animal y, finalmente, liberarlos. El chaku es una manera sustentable de obtener -y proteger- un recurso muy preciado para los pueblos andinos.

FUENTE EL TRIBUNO DE JUJUY

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Desactive su bloqueado de anuncios para poder escuchar FM del Sol Online
A %d blogueros les gusta esto: